• Fruta Húmeda

SELINA CUENTA SU EXPERIENCIA EN EL TRABAJO SEXUAL VIRTUAL

Por Javiera Bañados

21/5/20

El trabajo sexual es algo que ha existido desde hace mucho tiempo,y hablar de ello no es un tema fácil, ya que más allá de estar a favor o en contra, es una práctica la cual ha evolucionado con el tiempo.

Actualmente las plataformas digitales son un canal enorme para acceder a estos servicios, y queríamos conocer mucho más de este oficio en la era virtual.

Por eso quisimos conocer la experiencia en primera persona de Selina, camgirl o trabajadora sexual virtual



Una duda frecuente es reconocer si vender fotos/videos, videollamadas, lencería, sexting, cam, entre otras cosas son tomadas como trabajo sexual, lo que según cuenta la entrevistada si serían formas válidas de trabajo sexual, aclarando que:


“Trabajo sexual tiene que ver con cualquier ámbito del comercio sexual, ya sea striper, camgirl, venda fotos, haga encuentros, etc. Eso es lo que estamos reivindicando. Hay muchas personas que piensan lo mismo, que el trabajo sexual es solo hacer encuentros, pero eso es ignorancia en el tema.”

ORIGEN

Selina nació hace tres años en el trabajo sexual, pero hace un año que es una artista chana y virtual, según se describe ella misma, trabaja frente a la webcam siendo una “camgirl” o trabajadora sexual virtual. Es muy común que en este ambiente se trabaje con nombres ficticios, casi siempre por el miedo a que los cercanos se enteren, sin embargo, la mujer que está atrás de Selina también lo hizo por otros motivos, principalmente impulsada por compañerxs con más experiencia que conoció en el rubro (mujeres, trans, travestis y hombres que aportaron en su aprendizaje).

“Una de las principales cosas que aprendí de mis compañeras, es que si puedes y quieres tener autonomía laboral, debes trabajar en ti. Por ejemplo, cada vez que estoy conversando o interactuando con un cliente o una clienta, Selina es quién está performeando en ese momento y se toma mi cuerpo entero. Es la mejor manera que encontré para hacer este trabajo, ya que hay días en los que no quieres trabajar o días que estás pasándolo mal por otro motivo y debes hacerlo igual. Esto pasa en cualquier ámbito laboral, hasta el día de hoy no me considero puta activista, no me siento capaz de nombrarme como tal, pero sí salir del closet me ha servido para ayudar a otras personas que están partiendo y no saben cómo iniciarse.”

Selina nace del arte, de la inspiración del látex y los tacones de la “gatúbela” que aparece en Batman, esa que ayudó a despertar el lado erótico de la mujer detrás de este personaje, quien se considera un poco nerd pero que tuvo que buscar su lado sensual para trabajar. La experiencia siendo camgirl -según cuenta- la ha ayudado a entender más su sexualidad, aumentar la seguridad en sus palabras, entender el mundo de una manera mucho más compleja, no dejar que la pasen a llevar y también a enfrentarse con muchas emociones como el miedo, sin embargo entiende que esto no tienen porque vivirlo sus compañeros, ya que todos tienen experiencias y visiones distintas al respecto.

PREJUICIOS

Ser “camgirl” ha implicado destruir muchos prejuicios para la mujer detrás de Selina, ya que a pesar de que en un comienzo solo vió este trabajo sólo como una forma de conseguir dinero, tenía la idea de que lo pasaría muy mal, ya que ella misma reconoce que antes era abolicionista, lo que significa que se consideraba en contra de la prostitución ya que esta corriente argumenta que la mayoría de las prostitutas son explotadas sexualmente, forzadas y no son conscientes de ello, por ende es una manera de violentar a las mujeres, es por eso que despreciaba a las prostitutas y también por cómo la educaron en su familia, cosa que con el tiempo y la experiencia fue cambiando esta perspectiva claramente.

“Trabajar con tu cuerpo erótico implica muchos prejuicios incluso entre mujeres, el “solo le importa la plata fácil” al “lo hace porque es ninfómana o muy pobre”, nos tratan como víctimas o tontxs, para mi las cosas no son de una forma u otra, hay muchas variables, no se imaginan la cantidad de personas que por diferentes razones han tenido que ejercer el comercio sexual y sus cercanos nunca se enteran, si, somos personas normales, no somos máquinas sexuales, no un receptáculo de fluídos o tampoco andamos caliente todo el tiempo, vamos a la feria, andamos por el parque, nos juntamos con nuestros amigxs, hacemos trámites, amamos, lloramos, odiamos, vivimos el día a día igual que muchas personas.”

Los prejuicios no solo vinieron de ella, sino que claramente también de la sociedad, incluídos los mismos clientes que muchas veces ven el comercio sexual como aberrante y peligroso. Selina al desarrollarse en este ambiente comenzó a conocer mujeres que le enseñaron mucho, algunas aún son amigas de ellas, con diferentes realidades, muchas de ellas con al menos una boca que alimentar y a veces una familia entera que sostener. Ellas la ayudaron con o sin quererlo, a ir aceptando todo esto, muchas veces pasaba por miedos y angustias, sobre todo al imaginarse que sus cercanos se enteraran de su trabajo.

“Durante esa época me enfermaba mucho porque no tenía defensas debido al miedo a que me descubrieran y decidí cortar con la culpa, porque eso es lo que tiene mal a muchxs compañerxs, creemos y somos un mal social, varias veces vi llorar a compañeras por que pensaban que lo que hacían estaba mal, que sus familias se derrumbarían si se enteraban”

DESCUBRIMIENTO DE LA FAMILIA

Un día pasó eso que suele ser tema para los trabajadores sexuales y que atemorizó por un tiempo a Selina. Sí, su familia se enteró por Internet que era camgirl y como era de esperarse para ella, le dieron la espalda ya que la prostitución para ellos es estigmatizada y motivo de condena.

“Entiendo que para mi familia sea una persona que ellos creen solo por mostrarme en pelota, es lo que nos ha enseñado el cristianismo y ante esos ojos la mujer debe ser sagrada la que además debe cumplir con estándares morales, así es en la mayoría de los hogares y la meritocracia juega un rol importante, están de acuerdo con que hay que sacarse la cresta para ser “alguien en la vida”, y el trabajo sexual a vista de muchos es dinero fácil y rápido, estoy de acuerdo con lo segundo jaja”

INVISIBILIDAD Y FRUSTRACIONES:

El trabajo sexual es precarizado, silenciado e invisibilizado, quienes se desenvuelven en esto no tienen salud, jubilación o regularización. A Selina le frustra esto y que también de pie para que muchas personas quieran aprovecharse o consideren que tienen poder sobre ella.

“Por ignorancia al principio se aprovecharon de mi, me cagaron con plata varias veces, me intimidaron, en ese entonces no había nadie que me aconsejara, ahora hay una red más unida entre colegas. Otra cosa que me da frustración es que una vez que se entera tu entorno, te juzga, como si de la noche a la mañana tu corazón cambiara.”

MUNDO VIRTUAL:

Internet se ha tomado cada rincón de la ciudad y así mismo lo ha hecho con nuestras vidas al ser una herramienta que se presenta en nuestra cotidianidad. El mundo virtual según cuenta Selina es muy extenso y no es transparente por lo que se debe estar atenta a todo, ojalá sin que nada pase de largo y tomando precauciones dentro de lo que se pueda. Este ambiente en donde se debe estar en constante alerta, la ha hecho preferir trabajar sola y si decide por algún motivo hacerlo en conjunto con otros compañeros son solamente con quienes conozca en persona.

“Me gusta trabajar sola, es algo que va en mi personalidad, pero si he recibido ayuda de terceras personas o consejos, hay grupos virtuales de ayuda entre colegas y eso es muy necesario cuando decides independizarte. Una vez trabajé para una productora profesional y junto a una compañera grabamos una porno lésbica, esa fue la única vez que he hecho algo así.”

Selina estudió dos carreras que tuvieron que ver con el arte, sin embargo no se sintió parte de un ambiente en el que se cree que este solo es desarrollado en las aulas y debe llegar a instituciones. Para ella el arte está en todos lados al igual que los artistas y es por eso que decidió alejarse de ahí, pero no se ha rendido ya que siempre intenta plasmar todo esto en su trabajo.

“En cuanto a mis fotos y videos o shows, lo que hago es transformar mi cuerpo en un dispositivo ya sea virtual o físico y poner en marcha lo que tenga que ver con arte, no sé, tengo un archivo mental bastante amplio que no puedo evitar ponerlo en marcha, quiero contar alguna historia porque no puedo evitarlo, simplemente lo hago, incluso cuando estoy en pelota moviendo el poto frente al lente o cuando estoy pintando, a veces pinto frente a la webcam y a los clientes les gusta, opinan sobre mis trabajos, me aportan dinero, etc. Mis compañeras que no tienen nada que ver con ese circuito del que te hablo, se mueven de una forma especial, hablan distinto, hacen una performance que no deja de ser arte para mi o para ellxs, tal vez soy muy romántica al respecto, pero me parece necesario recalcar que esta no es una cueva de sufrimiento, fealdad y miseria como lo plantean las abolicionistas.”

Las plataformas que utiliza Selina es mayormente Twitter, ya que comenta que cuando usó instagram en un momento, le cerraron como 10 cuentas por infringir las leyes de la app en donde solo mostró el poto. También cuenta que tiene una suscripción mensual a “onlyfans” (sitio web para adultos que es usado muchas veces para vender material sin censura), a veces transmite en cam4 y para tener contacto con sus clientes ocupa Skype, Telegram, Whatsapp y Gmail.


ACOSO Y DESPROTECCIÓN:

El acoso es un tema súper importante en tiempos de Internet y más cuando se debe trata de trabajadores sexuales quienes como fue mencionado anteriormente, se ven tan solos e invisibilizados. Selina ha sufrido acoso, se han obsesionado con ella y también según cuenta, le han querido hacer la vida imposible ¿A quién acude una camgirl cuando es acosada?


“Creo que hasta hora lo he manejado bien, el problema está en que no puedes denunciar o es muy difícil, porque no estamos en un plan social que nos proteja, la misma policía es quien acosa a lxs compañerxs, entonces a quién acudimos? a la pdi? a carabineros? es complejo, porque son instituciones que se aprovechan de la vulnerabilidad y la precariedad del trabajo sexual.”

Selina particularmente ha acudido a la Fundación “Somos Margen” y cada vez que se entera de que algo le pasó a una compañera o compañero, les dice que acudan a esa fundación. Son personas que ejercen o ejercieron el trabajo sexual entonces saben realmente qué hacer.


PANDEMIA Y ACTUALIDAD:

Actualmente ha existido un boom virtual según relata la artista, ya que todos quieren ser putos y personalmente ella espera que esto sirva para visibilizar toda la causa y realidad que ha contado en este espacio, dejando de ver esto como una entretención pasajera para pasar el aburrimiento del encierro. Además de esto quiso contar cómo ha afectado la cuarentena en su trabajo.

“Yo creo que a todas las personas que trabajamos sin sueldo nos ha afectado, pero a lxs trabajadorxs sexuales de la calle o que trabajan presencial se les ha venido encima, yo he conversado con algunas amigas y están super afectadas, lo peor es que pareciera que esto tomará mucho tiempo para que se vuelva a trabajar con normalidad. No me gusta que las personas digan “entonces que haga otra cosa”, es invisibilizar otra realidad que no tiene nada que ver con la tuya, es egoísta pedir algo así, obviamente deben estar haciendo otras cosas para poder subsistir o recibiendo ayuda, pero seguir escondiendo o bajarle el peso a esto no solucionará nada. La fundación somos margen está recibiendo donaciones para las personas con más vulnerabilidad frente a esta pandemia, pueden ingresar a sus redes sociales y averiguar cómo ayudar. “

👉Si te gustó este artículo comenta y comparte.


Texto original de @fruta_humeda

Sigue nuestras historias de IG y entérate de nuestras novedades


🎧ESCUCHA EN SPOTIFY FRUTA HÚMEDA, EL PODCAST, DEDICADO AL BIENESTAR, CONSEJERÍA Y TERAPIA SEXUAL

PINCHA ACÁ PARA ESCUCHARLO

334 vistas