• Fruta Húmeda

FANTASÍAS ERÓTICAS:EL PLACER SEXUAL A TRAVÉS DE LA IMAGINACIÓN

Por Javiera Bañados, Periodista FH


Han sentido que se desconocen? Yo si, en varios aspectos, pero hoy les quiero hablar sobre lo triste que es no saber qué te calienta. Cuando me preguntaban cuáles eran mis fantasías eróticas muchas veces quedé en blanco y recordaba una que otra categoría que veía de las páginas pornos, así que jugaba casi al "cape nane" ( o "de tin marin de do pingüe) cuál sería la fantasía de turno.


Cuando comencé a fantasear sentí que me liberaba de muchos deseos que tenía guardados en mi interior (cuéntenme si les pasó lo mismo), pero antes de la tan maravillosa libertad vino la culpa, por que sí las fantasías suelen ser con personas o escenarios inusuales y hasta prohibidos para los ojos de la moralidad terrenal. “Suscitar esas imágenes, incluso gozar con ellas, no significa que la mujer desee que se realicen... o entonces todos los que soñamos seríamos ladrones rechazados, bisexuales, criminales, y hasta a veces objetos inanimados.”


Perdón a mis ex-s si es que me están leyendo quiero decirles que les mentí, las respuestas sobre mis fantasías jamás fueron reales porque ni yo misma sabía qué me ponía on fire (o me molaba como dicen lxs españolxs)

Si les dije que los "tríos" fue solo porque esa fue la fantasía que más había escuchado de las personas que me rodeaban. Pero no inventé tanto tampoco, porque confieso que ahora que SÍ me conozco, igual me sube la temperatura el imaginarlo.


Hace unos días leí un libro (al final del texto les dejamos el link por si les tinca descargarlo) que habla sobre fantasías eróticas. Son una serie de relatos anónimos de mujeres que se atrevieron a liberar con Nancy Friday (en el año 1993) sus más profundos pensamientos a la hora de conectar con su sexualidad y deseos.


¡Qué rico fue leerlas! sus historias, secretos, la forma en cómo escribían me hizo conectar mucho con mis propias fantasías y aprender también que es saludable ahondar en todo esto, que jamás tuvo que ser tomado como algo sucio, ya que cada uno es libre de calentarse con el pensamiento que estime conveniente. Porque las fantasías son sólo eso y nunca ha sido obligación realizarlas.

“En el plano de lo imaginario, ningún límite es necesario. Al contrario, poder vaciar su imaginación y deleitarse hasta la saciedad de ésta, conlleva a la salud mental y no comporta ningún riesgo. En cambio, rechazar sus fantasías equivale a querer mantener cerrada la tapadera de una olla de agua hirviendo, transformándola en una bomba: el sujeto corre el riesgo entonces, de pasar a los hechos bajo el efecto de unos impulsos incontrolables. Por eso, este tipo de libro, al liberar las presiones en el plano imaginario, se revela como un libro de salud pública". Nancy Friday cuenta que realmente lo peligroso e insano es reprimir estos pensamientos y no darles paso para ser vividos y soltados en la mente. Porque cuando los escondes estás propenso a que en cualquier arranque puedas realizarlo pasando a llevar a un otro. Existe una costumbre bien arraigada en donde se cree que mientras menos hablemos/sintamos las cosas, menos propensos estamos a caer en ello. Un claro ejemplo es el de la precaria educación sexual que tenemos, porque mientras "menos sepan del tema,menos sexo tendrán" y está más que claro que la realidad no es así. De hecho tanto el negarse una fantasía como el no recibir educación sexual pueden llevarnos a vivir muchas situaciones riesgosas. Otra cosa que vincula la culpa con las fantasías eróticas es muchas veces el imaginarse situaciones con otras personas, mientras se está en pareja, porque podría aparece la idea de "infidelidad". Aunque no siempre es así, ya que muchas parejas disfrutan de fantasear con situaciones calientes entre sí o con más personas, a veces se cuentan para aumentar su placer juntos y en otras ocasiones no. Todo dependerá de la comunicación, ganas, confianza y decisión que se tenga en el momento (en el Instagram de fruta_humeda hay videos sobre el Lenguaje del Amor que nos puede orientar en este tema)


“No olvido que he empezado esta carta afirmando haber contado algunas de mis fantasías a mi marido. Me temo que esto sea también fruto de mi imaginación: no recuerdo que hayamos tenido nunca una conversación sobre este tema. Pienso que tenemos un problema de comunicación" (Relato de Abbie en “Mi jardín secreto).



Si deseas podemos enviarte al libro a tu correo para que lo leas si quieres y enciendas tu imaginación. También te invitamos a contarnos tu experiencia con las fantasías eróticas. Las leeremos en el próximo PODCAST en Spotify de Terapia, Crecimiento Erótico y Bienestar Sexual de Fruta Húmeda que será lanzado esta semana ✨

Solicita Gratis Libro "Mi Jardín Secreto" de

Nancy Friday en PDF

Coloca en ASUNTO "Libro Fantasías PDF"


Si deseas potenciar tu crecimiento erótico y bienestar sexual individual y/o en pareja no dudes en consultar por los Planes Terapéuticos especializados en Terapia Sexual . Puedes escribir al correo frutahumeda@gmail.com , llenar el formulario del inicio o al +56981553437